26 de Noviembre: Déjate Guiar

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy)  Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

«Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.» (Génesis 12:1-2)

Para nuestro aniversario de bodas, mi esposo alquiló una bicicleta tándem para que disfrutáramos de una romántica aventura juntos. Al empezar a pedalear, pronto me di cuenta de que, como yo iba atrás, los amplios hombros de mi esposo eclipsaban mi visión del camino. Además, mi manubrio era fijo y no afectaba la dirección de la bicicleta. El manubrio frontal era el que determinaba nuestra dirección; el mío servía solo para apoyarme. Tenía la opción de sentirme frustrada por mi falta de control o disfrutar del paseo y confiar en que Mike nos guiaría a salvo por el camino.

Cuando Dios le pidió a Abram que dejara su tierra y su familia, no le dio demasiada información respecto al destino. Nada de coordenadas geográficas. Ninguna descripción de la nueva tierra o de sus recursos naturales. Ni siquiera una indicación del tiempo que llevaría llegar allí. Dios simplemente le dijo que fuera a la tierra que le mostraría. La obediencia de Abram a la instrucción divina, a pesar de la falta de detalles que la mayoría de los humanos anhela, se le atribuye como fe (Hebreos 11:8).

Si nos enfrentamos a la incertidumbre o la falta de control en nuestra vida, imitemos el ejemplo de Abram de confiar en Dios y seguirlo. Él nos guiará bien.

Oración:

Señor, se que me cuidas y me fortaleces en las dificultades, cuando me ha superado la angustia. Dame la fortaleza para mantenerme firme en mi fe y no decaer, sabiendo que caminando junto a ti nunca estaré sólo, porque tus senderos siempre me llevarán al destino correcto. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Génesis 12:

El final de Génesis 11 narra la historia de Taré, el padre de Abram, y el viaje de la familia a un nuevo hogar en Harán. Génesis 12 traslada la historia a Abram y su viaje a la tierra de Canaán. Dios promete hacer de Abram el padre de una gran nación, y dar a los descendientes de Abram esa misma tierra. Abram comienza a adorar al Señor, pero pronto fracasa en una prueba de su fe en Egipto. Dios se muestra fiel de forma milagrosa, preparando a Abram para lo que vendrá en el capítulo 13.

Referencias cruzadas por término – Génesis 12:1-2:
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré:

Isaías 51:2 – Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.

Nehemías 9:7 – Tú eres, oh Jehová, el Dios que escogiste a Abram, y lo sacaste de Ur de los caldeos, y le pusiste el nombre Abraham;

Ezequiel 33:24 – Hijo de hombre, los que habitan aquellos lugares asolados en la tierra de Israel hablan diciendo: Abraham era uno, y poseyó la tierra; pues nosotros somos muchos; a nosotros nos es dada la tierra en posesión.

Apocalipsis 18:4 – Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

Salmos 45:10-11 – Oye, hija, y mira, e inclina tu oído; Olvida tu pueblo, y la casa de tu padre; Y deseará el rey tu hermosura; E inclínate a él, porque él es tu señor.

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición:

Génesis 28:3-4 – Y el Dios omnipotente te bendiga, y te haga fructificar y te multiplique, hasta llegar a ser multitud de pueblos; y te dé la bendición de Abraham, y a tu descendencia contigo, para que heredes la tierra en que moras, que Dios dio a Abraham.

Gálatas 3:7 – Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.

Miqueas 7:20 – Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

Génesis 22:17-18 – de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

Génesis 26:4 – Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente,

Génesis 19:29 – Así, cuando destruyó Dios las ciudades de la llanura, Dios se acordó de Abraham, y envió fuera a Lot de en medio de la destrucción, al asolar las ciudades donde Lot estaba.