26 de Febrero: La fe, es con humildad

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

«Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno». (Romanos 12:3)

En el contexto de este versículo, Pablo está preocupado por las personas que estaban «teniendo más alto concepto de sí de lo que deberían tener». Su remedio final para este orgullo, es decir que los dones espirituales no son el único resultado de la gracia libre de Dios en nuestras vidas, sino que también lo es la misma fe con la que utilizamos esos dones.

Esto quiere decir que cualquier posible base para presumir sobre un don y en consecuencia, mostrar una actitud soberbia, es eliminada. ¿Cómo podemos presumir si incluso la calificación para recibir los dones es un don?

Esta verdad tiene un profundo impacto en nuestra manera de orar. Jesús nos da un ejemplo en Lucas 22:31-32. Antes de que Pedro lo niegue tres veces, Jesús le dice: «31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos».

Jesús ora para que la fe de Pedro sea mantenida incluso a través del pecado, porque sabe que Dios es el que mantiene la fe. Así que debemos orar por nosotros mismos y por otros de la misma forma.

Así pues, el hombre que tenía un hijo epiléptico clamó en Marcos 9:24 «Creo; ayuda mi incredulidad». Una hermosa oración en la que reconoce que sin Dios no podemos creer de la forma que debemos.

Oremos diariamente pidiéndole al Señor la humildad y la sabiduría para saber que todo lo que hemos ganado, y hacemos, proviene primero de Él y es hecho siempre para Él.

Oración:

Señor, gracias por mi fe. Sostenla. Fortalécela. Hazla más profunda. No dejes que falle. Haz que sea el poder de mi vida, de manera que en todo lo que haga, tú te lleves la gloria por habérmela dado. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Romanos 12:3
Tema del Capítulo – Romanos 12:

En Romanos 12, Pablo comienza enseñándonos sobre la voluntad de Dios. Nos muestra que para vivir lo mejor de Dios necesitamos romper con el pecado y presentar nuestras vidas como un sacrificio agradable a Dios.

En el cristianismo no hay estrellas, todos formamos parte del cuerpo de Jesucristo. Esto significa que cada uno de nosotros tiene una función específica dentro del Reino de Dios.

Nuestros dones espirituales deben ser utilizados para el crecimiento de la iglesia y para fortalecer la comunión entre hermanos y hermanas, y esto es muy agradable a Dios.

Esquema de Romanos 12:

12.1 – 3: La voluntad de Dios

12:4-9 El cuerpo de Cristo y los dones.

12:10-18: Trabajar la comunión entre los hermanos

12:19 – 21: La venganza pertenece a Dios

Comentario Bíblico:
Romanos 12:3

El orgullo es un pecado que está en nosotros por naturaleza; necesitamos que se nos advierta y que seamos armados en su contra. Todos los santos constituyen un cuerpo en Cristo que es la Cabeza del cuerpo, y el centro común de su unidad. En el cuerpo espiritual hay algunos que son aptos para una clase de obra y don llamados a ella; otros, para otra clase de obra. Tenemos que hacer todo el bien que podamos, unos a otros, y para provecho del cuerpo. Si pensáramos debidamente en los poderes que tenemos, y cuán lejos estamos de aprovecharlos apropiadamente, eso nos humillaría. Pero, como no debemos estar orgullosos de nuestros talentos, debemos cuidarnos, no sea que so pretexto de la humildad y la abnegación, seamos perezosos en entregarnos para beneficio de los demás. No debemos decir, no soy nada, así que me quedaré quieto y no haré nada; sino no soy nada por mí mismo y, por tanto, me daré hasta lo sumo en el poder de la gracia de Cristo. Sean cuales fueren nuestros dones o situaciones, tratemos de ocuparnos humilde, diligente, alegre y con sencillez, sin buscar nuestro propio mérito o provecho, sino el bien de muchos en este mundo y el venidero.

Referencias Cruzadas:

Romanos 12:16 – Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.

Santiago 4:6 – Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

Tito 2:12 – enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

Romanos 1:5 – y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;

Romanos 11:20 – Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme.

Romanos 12:6-8 – De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.

Juan 3:34 – Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.

Gálatas 6:3 – Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

Tito 2:4 – que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos,

Romanos 11:25 – Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;

Proverbios 26:12 – ¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él.

Eclesiastés 7:16 – No seas demasiado justo, ni seas sabio con exceso; ¿por qué habrás de destruirte?

Proverbios 25:27 – Comer mucha miel no es bueno, Ni el buscar la propia gloria es gloria.

Efesios 3:2 – si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros;

Colosenses 1:29 – para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

Tema Principal:

El Señor se acerca a los humildes y se aparta de los soberbios.

Versículos Temáticos:

La soberbia del hombre le abate;
Pero al humilde de espíritu sustenta la honra.
Proverbios 29:23

Riquezas, honra y vida
Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.
Proverbios 22:4

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo.
1 Pedro 5:6

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
2 Crónicas 7:14

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.
Mateo 11:29-30

¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
Santiago 3:13

Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del hombre,
Y antes de la honra es el abatimiento.
Proverbios 18:12

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.
1 Pedro 3:8