25 de Febrero: Sígueme y caminemos juntos

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

“Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos.” (Lucas 24:15)

Una noche de primavera . . . y dos hombres que van por el camino a Emaús, entristecidos por la muerte de su maestro, doblegados bajo su carga, cuando de repente Otro los alcanza mientras caminan. Un Extraño acomoda su paso al de ellos mientras hablan con intensidad de lo que está en su corazón, impulsados por un gozo profundo. Cuando llegan a Emaús se resisten a dejarlo ir, así que lo obligan a quedarse y compartir su sencillo alojamiento. Y mientras Él parte el pan . . . lo reconocen. Saben que es el Señor.

¡Oh, que Él nos alcance mientras andamos por la senda de la vida! ¡Que su luz radiante se derrame a lo largo de nuestro camino de tristeza . . .! ¡Oh, que Él venga a reanimar el corazón y a aligerar la pesada carga, y que camine con nosotros como lo hizo hace tiempo en el camino a Emaús!

Tome el camino . . . el camino solitario, con valor y sin temor; listo para el viaje cuando las sombras del crepúsculo desaparezcan . . . Dios, cuyo amor es omnipresente, ¿nos abandonará en ese momento? ¿Se olvidará del pacto que ha hecho con los hombres?

Jesús nunca envía a un hombre solo. Él abre un camino claro a través de la espesura y de los bosques y después llama en voz baja: “Sígueme. Continuemos juntos, tú y yo.” Él ha estado en todos los lugares donde se nos llama a ir. Sus pies han allanado una senda a través de toda experiencia que nosotros encontramos. Él conoce todos los caminos y los conoce bien: el camino que atraviesa el valle de la desilusión con sus sombras oscuras; la senda escarpada de la tentación que pasa a través de barrancos pedregosos y hondonadas resbaladizas; la senda estrecha del dolor, donde las zarzas llenas de espinas — con sus pinchazos y su ardor — crecen tan cerca del camino de los dos lados; el camino vertiginoso por las alturas de la victoria; el viejo camino trillado de la rutina de la vida diaria. Las sendas diarias Él las ha recorrido y glorificado y las recorrerá de nuevo con cada uno de nosotros. La única manera segura de viajar es teniéndolo a Él a nuestro lado y que Él esté en control.

Ven y comparte conmigo el camino, amado Que haga buen tiempo o mal tiempo; Dos avanzan con más rapidez que uno solo, Así que vayamos juntos.

Un trecho de l libro Roadmates” [Compañeros en el camino] de John Oxenham dice: “Después de una marcha larga y difícil por montañas y glaciares peligrosos del Antártico, un explorador del polo sur dijo a su líder: “¡Tuve un sentimiento curioso durante la marcha de que había otra Persona con nosotros!”

¡Otra Persona! ¡Él siempre está presente para marchar al lado de los que confían en Él!

¡Tome su mano y camine con Él!

Oración:

Señor, no sueltes mi mano en ningún momento. Camina conmigo por los lugares a los que Tu maravillosa voluntad desee llevarme. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Lucas 24:15
Tema del Capítulo – Lucas 24:

En Lucas 24, el escritor nos muestra lo que sucedió después de la resurrección de Jesús en la mañana del domingo, el tercer día después de la crucifixión. Las mujeres fueron las primeras en ir al sepulcro, con la intención de llevar especias, preparadas para el cuerpo.

Pero fueron sorprendidos por la presencia de dos ángeles que dijeron: «No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea»

Llenos de alegría fueron a los apóstoles y les contaron a Pedro y a Juan lo que estaba sucediendo. Al principio dudaron, pero luego salieron a toda velocidad para comprobarlo.

Cuando llegaron, pudieron comprobar que el sepulcro estaba realmente vacío. ¡Jesús ha resucitado!

Jesús se encontró con dos de ellos en el camino de Emaús, luego en la playa, en fin, se programaron muchos encuentros entre ellos.

Servimos a un Dios vivo y maravilloso que cuida de nosotros. Por lo tanto, nuestra esperanza debe mantenerse viva.

Comentario Bíblico:
Lucas 24:15

Los que buscan a Cristo lo hallarán: Él se manifestará a los que preguntan por Él; y dará conocimiento a los que usan las ayudas que tienen para el conocimiento. No importa cómo fue, pero ocurre que ellos no lo conocieron; Él lo ordenó así para que ellos pudieran conversar más libremente con Él. Los discípulos de Cristo suelen entristecerse y apenarse aunque tienen razón para regocijarse, pero por la debilidad de su fe, no pueden tomar el consuelo ofrecido. Aunque Cristo entró a su estado de exaltación, todavía nota la tristeza de sus discípulos y se aflige de sus aflicciones. Son forasteros en Jerusalén los que no saben de la muerte y de los padecimientos de Jesús. Los que tienen el conocimiento de Cristo crucificado, deben tratar de difundir ese saber. Nuestro Señor Jesús les reprochó la debilidad de su fe en las Escrituras del Antiguo Testamento. Si supiéramos más de los consejos divinos según han sido dados a conocer en las Escrituras, no estaríamos sujetos a las confusiones en que a menudo nos enredamos.

Referencias Cruzadas:

Juan 14:18-19 – No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.

Tema Principal:

Jesús siempre está presente caminando junto a nosotros.

Versículos Temáticos:

Jehová estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él; y si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le dejareis, él también os dejará.
2 Crónicas 15:2b

Buscad a Jehová y su poder;
Buscad su rostro continuamente.
1 Crónicas 16:11

Claman los justos, y Jehová oye,
Y los libra de todas sus angustias.
Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.
Salmo 34:17-18

Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.
Filipenses 4:5

Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros.
2 Tesalonicenses 3:16

Una cosa he demandado a Jehová,
ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová
todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová,
y para inquirir en su templo.
Salmo 27:4

Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.
Salmo 16:11

Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.
Efesios 2:13

En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.
1 Juan 4:13

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
Salmo 23:6

Buscad a Jehová y su poder;
Buscad siempre su rostro.
Salmo 105:4