29 de Enero: No hay temor

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

«Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas»  (Josué 1:9)

Recuerdo hace unos años cuando fue elegido para dirigir el censo de mi comunidad. Una de las cosas que aprendí fue que estar en una posición de liderazgo no es una tarea fácil. Debes estar al tanto de las necesidades del grupo, de buscar el mejor equilibrio para satisfacerlas e incluso resolver el conflicto cuando sean contrarias. Además debes procurar pregonar con el ejemplo para ganar la confianza de todos.

Josué era el líder que sustituyó a Moisés, luego de su muerte,  para ser responsable de guiar a su pueblo a la tierra prometida. Imagino que grande y compleja responsabilidad haber recibido la disposición de mantenerse valiente y fortalecido, para acometer tan difícil objetivo. Josué era invitado a ser constante en su perseverancia, pero no en soledad, sino estando consciente de que en su tarea, contaría con la presencia del Señor en cualquier instante.

Resulta fácil entrar en pavor y a partir del miedo, desmayar cuando nos encontramos al frente de grandes responsabilidades. Al ser parte de en una tarea que demanda de nosotros una alta vocación de liderazgo, podemos sentirnos abrumados y sin importar si nos encontramos dirigiendo a nuestra comunidad, o solo a un par de nuestros amigos, podemos pensarnos solos y perdidos en esa situación.

Las escrituras de hoy nos invitan a fortalecernos en el Señor, para encontrar el camino correcto, recordando que a veces el liderazgo que deberemos enfrentar podrá ser guiando, asi como Josué, a muchos de nuestros hermanos, o será manteniéndonos firmes ante una persona que respetamos y por la cual tenemos afecto o incluso levantando nuestra voz cuando seamos testigos de grandes injusticias.

En esos momentos, recuerda que en Él Señor esta la fuerza y el coraje. No te encuentras sólo, pues Él siempre estará contigo.

Oración:

Señor, dame la fuerza y el coraje, para ejercer las acciones correctas cuando se require mi liderazgo. Aleja de mi el miedo y la angustia, ayudándome a recordar que donde quiera que me encuentre, siempre estarás conmigo. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:

Pasaje:

Josué 1:9

Tema del Capítulo – Josué 1:9 :

El libro y el capítulo 1 de Josué comienzan con Dios guiando y preparando a Josué para el trabajo que debe hacer por los hijos de Israel. Moisés ya no está, y Dios le dice a Josué que ha dado la tierra de Canaán a los hijos de Israel, sólo tienen que ir a tomarla con valor y fuerza. Para hacer esto y prosperar, el arma secreta es observar directamente el cumplimiento de toda la ley y los mandamientos de Dios. Finalmente El Señor ordena a Josué cruzar el río Jordán para conquistar la tierra que les había sido dada. Josué informa al pueblo y recuerda a las tribus de Rubén, Gad y Medio Manasés su compromiso de cruzar con el resto de la nación.

Comentario Bíblico:

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente...Aunque en hebreo se hace una simple declaración en forma de pregunta («¿No te ordené?») y esta fraseología es muy frecuente, aquí, sin embargo, la condicionante indirecta del Señor es enfática a través de otra afirmación equivalente «Mira que te mando», para atestiguar lo que se ha enseñado previamente, mientras que el Señor, al presentar su propia autoridad claramente, libera a su siervo de preocupaciones y vacilaciones. La traducción con el término «Mira que te mando» supone indirectamente la pregunta: ¿No soy yo quien te ha mandado? si lo he hecho y te he enviado, Yo también estaré presente contigo dondequiera que fueres. Nótese el énfasis: ya que no es lícito resistirse al mandato de Dios, sino todo lo contrario obedecer a Su Infalible apelo y autoridad. Este pasaje también enseña que nada es más eficaz para producir confianza que cuando confiamos en la llamada y el mandato de Dios, y nos sentimos plenamente seguros de ello en nuestra propia conciencia, seguimos a donde él quiera llevarnos.

Referencias Cruzadas:

Génesis 28:15
15 He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.

Deuteronomio 20:1
20 Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.

Deuteronomio 31:7
7 Y llamó Moisés a Josué, y le dijo en presencia de todo Israel: Esfuérzate y anímate; porque tú entrarás con este pueblo a la tierra que juró Jehová a sus padres que les daría, y tú se la harás heredar.

Deuteronomio 31:28
28 Congregad a mí todos los ancianos de vuestras tribus, y a vuestros oficiales, y hablaré en sus oídos estas palabras, y llamaré por testigos contra ellos a los cielos y a la tierra.

Josué 1:6
6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

Jueces 6:14
14 Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?

2 Samuel 13:28
28 Y Absalón había dado orden a sus criados, diciendo: Os ruego que miréis cuando el corazón de Amnón esté alegre por el vino; y al decir yo: Herid a Amnón, entonces matadle, y no temáis, pues yo os lo he mandado. Esforzaos, pues, y sed valientes.

Tema Principal:

Valentía al seguir el llamado de Dios

Versículos Temáticos:

«Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.» Hechos 27: 25 

«El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad» Salmo 91:1-4

«Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» Josue 1:5

«…si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.» 2 Cronicas 7:14