24 de Enero: Senderos de Verdad

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

“Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día.” (Salmos 25:4-5)

En tiempos de cambio, cuando se introduce un nuevo esquema en nuestro estilo de vida: consiguiendo un nuevo trabajo, cambiando de ciudad, iniciando nuevas relaciones, amistades, conociendo a otras personas, es fácil sentirse abrumado con lo desconocido; con lo incierto.

Al pasar por esa situación, en mi caso, he perdido en ocasiones la dirección y he preguntado a Dios: ¿Qué Debería hacer? ¿Cuál será mi futuro? ¿A dónde llegaré? ¿Cambiaré con esta situación? En esos momentos he sido consciente de que requiero como cristiano practicar el discernimiento para hallar en Cristo las decisiones correctas.

El salmista en las escrituras de hoy nos enseña esas hermosas palabras de oración y clamado a nuestro Señor: «Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación». Asimismo el salmista conoce el amor del Señor en su más pura esencia, sabe que puede confiar con toda su fe en las maneras de Dios y en su obrar para el bien.

Cuando enfrentemos momentos de incertidumbre y la dirección no se encuentre clara, recordemos las escrituras de hoy, pidamos al Señor que nos muestre su camino, y ante la puerta que Él abra, confiemos en que lo que ella nos depare, será la voluntad con la que Dios forjó para nosotros el verdadero sendero de su amor, misericordia y bien.

Oración:

Señor, sé que lo incierto me encontrará muchas veces en mi vida y abundarán en ocasiones, las preguntas sin inmediata respuesta. Ayúdame a confiar en la guía de tu espíritu, para encontrar las respuestas que me lleven por el sendero de tu amor, misericordia y bondad. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:

Pasaje:

Salmos 25:4-5

Tema del Capítulo:

Salmo 25 – Una súplica de ayuda de los humildes.

Como varios otros salmos, el Salmo 25 es un acróstico, o casi; hay algunas irregularidades en el patrón acróstico. James Montgomery Boice sugirió tres razones por las que hay nueve salmos acrósticos (9, 10, 25, 34, 37, 111, 112, 119 y 145). Primero, el patrón acróstico es un recurso literario que se usa para agregar belleza y forma al salmo. En segundo lugar, da la sensación de que el tema está siendo cubierto por completo, como si fuera de la A a la Z. En tercer lugar, el patrón acróstico puede ser un diseño utilizado para fomentar el aprendizaje y la memorización.

Este salmo se titula simplemente Salmo de David. No sabemos el período de tiempo exacto del que provino; David estaba tan a menudo en problemas que podría haber sido de diversas ocasiones diferentes. Es una muestra maravillosa del corazón de un creyente bien instruido en una época de crisis.

Comentario Bíblico:

Vv 4. Muéstrame tus caminos, Señor – Los «caminos» de Dios son sus métodos para manejar los asuntos del mundo; sus dispensaciones; las reglas que se ha prescrito a sí mismo en la ejecución de sus planes; las grandes leyes por las que gobierna el universo. La oración del salmista es que pueda entender los métodos del gobierno divino; los principios por los que Dios otorga la felicidad y la salvación; las reglas que se ha complacido en prescribir para la conducta humana; los arreglos por los que confiere favores a la humanidad; el esquema por el que salva a las personas. La idea es, evidentemente, que comprenda tanto esto como para regular correctamente su propia conducta; que no se apoye en su propio entendimiento ni confíe en su propia guía, sino que esté siempre bajo la guía y dirección de Dios. Enséñame tus caminos – Los caminos que tomas; es decir, como antes, en la administración de los asuntos del mundo. La oración expresa el deseo de estar totalmente bajo la dirección de Dios.

Vv 5. Guíame en tu verdad – De la manera que consideres verdadera, o que consideres verdadera. La verdad es eterna e inmutable. Lo que Dios ve y considera verdadero es verdadero, porque ve las cosas como son; y cuando tenemos la estimación divina de cualquier cosa, entendemos lo que la cosa es. No es que lo haga cierto, sino que ve que es cierto. Tal es la perfección de su naturaleza que tenemos la máxima seguridad de que lo que Dios considera verdadero es verdadero; lo que proclama como correcto es correcto. Es entonces su verdad, cuando la adopta para el dominio de su propia conducta, y la da a conocer a sus criaturas para guiarlas. Y enséñame – Ya que esto sería entendido por el salmista, sería una oración para que Dios le enseñe por su ley, como entonces se dio a conocer; por su espíritu en su corazón; por las dispensaciones de su providencia. Aplicable a nosotros, es una oración para que Él nos instruya por todas las verdades entonces conocidas y por todas las que han sido reveladas desde entonces; por Su Espíritu en sus influencias en nuestros corazones; por los acontecimientos que tienen lugar a nuestro alrededor; por la verdad «acumulada» de las edades; el conocimiento que, por todos los métodos que Él emplea, ha impartido a las personas para su guía y dirección.

Referencias Cruzadas:

Éxodo 33:13

13 Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo.

Salmos 27:11

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino, Y guíame por senda de rectitud A causa de mis enemigos.

Salmos 86:11

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad; Afirma mi corazón para que tema tu nombre.

Salmos 5:8

8 Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos; Endereza delante de mí tu camino.

Tema Principal:

Conocer los caminos de Dios

Versículos Temáticos:

Como son más altos los cielos que la tierra,
así son mis caminos más altos que vuestros caminos,
y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
Isaías 55:9

!!Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! !!Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!
Romanos 11:33

Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas.
1 Reyes 2:3

Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.
Josué 22:5

Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.
Isaías 58:13-14

Bienaventurados los perfectos de camino,
Los que andan en la ley de Jehová.
Salmo 119:1