23 de Febrero: Sus ojos están sobre ti

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. (1 Pedro 5:7)

No hay mejor manera de calmar la tristeza que saber que «Él cuida de mí». Amado creyente, no deshonres la fe exhibiendo siempre un ceño fruncido por la preocupación. En cambio, echa tu carga en el Señor. ¿Por qué te tambaleas siempre bajo un peso que tu Padre ni siquiera siente? Lo que a ti te parece una carga imposible de llevar, a él no le añade ni lo que pesa una mota de polvo. No hay nada tan deleitoso como: Descansar en las manos de Dios, Y conocer solo su voluntad.

Oh, hijo que sufres, sé paciente. Tu soberano Dios no te ha dejado de lado ni te ha olvidado. Aquel que alimenta los gorriones también te proveerá todo lo necesario. No te entregues al desánimo. ¡confía! ¡Confía eternamente! Usa las armas de la fe contra los vendavales de problemas y al final tus enemigos serán vencidos y acabará tu sufrimiento.

Hay Uno que te cuida. Sus ojos están fijos en ti, su corazón se conduele por tu sufrimiento y su mano omnipotente no dejará de brindarte ayuda. Incluso la más oscura nube de tormenta se derramará en lluvias de misericordia y la más oscura noche dará paso al sol de la mañana.

Y es que sólo Él vendará tus heridas y sanará tu corazón herido. Nunca pongas en duda la gracia de Dios por causa de los problemas que hay en tu vida, sino cree que Él te ama muchísimo, tanto en momentos de dificultad como en los momentos felices. ¡Qué tranquila y pacífica sería tu vida si tan solo le dejaras al Dios de la providencia la tarea de proveedor! Con tan solo «un puñado de harina en la tinaja y un poco de aceite en el jarro» (1 Reyes 17:12), Elías sobrevivió la hambruna ¡y tú harás lo mismo!

Si Dios cuida de ti, ¿por qué vas a preocuparte? Si confías en él con toda tu alma, ¿ acaso no puedes confiar con tu cuerpo? Él jamás se ha negado a llevar tus cargas, ni tampoco ha desmayado bajo su peso.

¡Vamos, hermano amado! Basta ya de inquietarse y preocuparse … deja todas tus preocupaciones en las manos de Tu Dios, que está lleno de gracia.

Oración:

Señor, te doy gracias porque «en todo esto somos más que vencedores por medio de aquél que nos amó» (Romanos 8:37). Gracias porque nosotros, por Tu intermedio, somos tu pueblo y conformamos un ejército de «vencedores».

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
1 Pedro 5:7
Tema del Capítulo – 1 Pedro 5:

En 1 Pedro 5, el apóstol Pedro comienza exhortando a los líderes de la iglesia. Deben amar sinceramente a la iglesia de Jesucristo y cuidar de ella no por codicia, sino por amor.

Para vencer al mundo, al pecado y al enemigo, debemos humillarnos ante la poderosa mano de Dios porque él se ha ocupado de nosotros. Termina dando algunas recomendaciones y bendiciendo a los hermanos en el nombre de Jesucristo.

Esbozo de 1 Pedro 5:

5.1 – 4: Consejos a los pastores

5:5 – 7: Humillarse ante Dios

5:8 – 9: Debemos resistir al diablo

5:10 – 14: Recomendaciones finales y bendición

Comentario Bíblico:
1 Pedro 5:7

Dios no sólo da gracia a su pueblo, pero lo preserva para gloria. Cada creyente siempre tiene algo en que puede regocijarse grandemente; esto debe demostrarse en el semblante y la conducta. El Señor no aflige por gusto aunque su sabio amor suele asignar pruebas agudas para mostrar el corazón de su pueblo y para hacerles el bien al final. El oro no aumenta por ser probado en el fuego, se vuelve menos; pero la fe se afirma y multiplica por las tribulaciones y aflicciones. El oro debe perecer al final y sólo puede comprar cosas perecederas, mientras la prueba de fe será hallada para alabanza, honra y gloria. Esto debe reconciliarnos con las aflicciones presentes. Busquemos entonces creer en la excelencia de Cristo en sí y de su amor por nosotros; esto encenderá un fuego tal en el corazón que lo elevará en un sacrificio de amor hacia Él. La gloria de Dios y nuestra propia felicidad están tan unidas que si ahora buscamos sinceramente una, obtendremos la otra, cuando el alma ya no esté más sujeta al mal. La certeza de esta esperanza es como si los creyentes ya la hubieran recibido.

Referencias Cruzadas:

Salmos 37:5 – Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

Salmos 56:3-4 – En el día que temo, Yo en ti confío. En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?

Hebreos 13:5-6 – Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.

Lucas 12:30-32 – Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas. Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas. No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.

Salmos 27:13-14 – Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.

Salmos 142:4-5 – Mira a mi diestra y observa, pues no hay quien me quiera conocer; No tengo refugio, ni hay quien cuide de mi vida. Clamé a ti, oh Jehová; Dije: Tú eres mi esperanza, Y mi porción en la tierra de los vivientes.

Marcos 4:38 – Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?

Salmos 55:22 – Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.

Tema Principal:

El amor y cuidado del Señor son incondicionales

Versículos Temáticos:

A Jehová he puesto siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.
Salmo 16:8

Mejor es confiar en Jehová
Que confiar en el hombre.
Salmo 118:8

Toda palabra de Dios es limpia;
El es escudo a los que en él esperan.
Proverbios 30:5

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?
Mateo 26:53

Torre fuerte es el nombre de Jehová;
A él correrá el justo, y será levantado.
Proverbios 18:10

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
Salmo 91:4

Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová?
¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?
2 Samuel 22:32