19 de Octubre: Cómo Manejar La Tentación

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. Pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir,sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1 Corintios 10:12-13)

El sentido común dicta que un aprendiz de piloto que vuela por primera vez en una tormenta, necesita ser muy prudente. Pero un piloto experimentado sabe que tiene que estar tan atento en su tormenta número cien como en la primera. A pesar de años de experiencia, todavía puede ser derribado si no actúa prudentemente.

La tentación se parece mucho a una tormenta inesperada que daña a quienes toma por sorpresa. Al igual que un buen piloto, el cristiano debe estar alerta a la aproximación de la tentación y preparado para evitarla. En esta vida, ninguno de nosotros llega a un nivel de madurez en el que las tentaciones pierden todo su poder.

Entender nuestras debilidades es una parte importante para estar preparados. ¿En qué aspectos es usted más vulnerable? Lo que comúnmente consideramos como “pecados grandes” —como el adulterio y el asesinato— no es lo que mete en apuros a la mayoría de la gente. Por lo general, son la multitud de “pecados pequeños” los que llevan a un gran problema.

La tentación es una invitación para llevar más allá de los límites dados por Dios, a cualquier deseo dado por Él. Usted da un paso por encima de la línea, y pronto tiene el incentivo para dar otro. Y luego otro. A menos que usted cambie de rumbo rápidamente, podrá encontrarse alejado del Padre y abrumado por la culpa y la vergüenza.

El problema de la tentación no puede ser ignorado. Identifique los aspectos en que usted es vulnerable, para que pueda preparar una defensa. Aprenda cuándo y cómo es más probable que se deje atraer, y busque siempre la ruta de escape que Dios prometió a quienes son tentados (1 Co 10.13).

Oración:

Señor, concédeme la fortaleza para librar cualquier tentación y hacer lo que es bueno, respetando tus mandamientos.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo 1 Corintios 10:

El capítulo 9 concluyó con el compromiso de Pablo para ejercer la disciplina para no volverse ineficaz en su ministerio. Comienza el capítulo 10 recordando a los corintios cómo los israelitas se acarrearon las consecuencias en el desierto. Entre sus muchos pecados estaba la adoración de ídolos, y Dios mató a muchos de ellos por dicha razón. Los corintios deben huir de la adoración de ídolos y de cualquier apariencia de apoyo a la práctica demoníaca. Son libres de comer carne si no saben que es comida de ídolos. Sin embargo, deben estar dispuestos a dejar de lado sus propias libertades y derechos siempre que al hacerlo glorifiquen a Dios y ganen a otros para Cristo.

Referencias cruzadas por término – 1 Corintios 10:12-13:
Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga:

Apocalipsis 3:17-18 – Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Proverbios 28:14 – Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; Mas el que endurece su corazón caerá en el mal.

Proverbios 16:18 – Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.

Pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir,sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar:

Daniel 3:17 – He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.

Efesios 6:12-13 – Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Jeremías 29:11 – Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Juan 10:28-30 – y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos.

Apocalipsis 3:10 – Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

Hebreos 10:23 – Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

Hebreos 11:11 – Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.