19 de Enero: Arrepentimiento y acción

Publicado por

Palabra:

«Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?  Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.» (Lucas 13:1-5)

Cuando nos acercamos a Dios, el arrepentimiento juega un papel vital en nuestra relación con Él porque este significa una acción a tomar. En el momento en que dañamos a alguien con nuestras acciones o incluso al dañarnos nosotros como resultado de esas mismas acciones, necesitamos no solo perdonarnos y pedir perdón al Señor, únicamente, sino arrepentirnos, porque ello implicará un cambio de mentalidad y con ello un cambio de actitud.

Muchas personas piensan que el arrepentirse, significa “sentirse mal” por el daño cometido, y sentirse mal, es parte del dolor de reconocer nuestro error. Arrepentirnos significa convertir ese dolor en acciones y transformarnos en espíritu, para convertirnos en la creación que Dios nos ha llamado a ser.

Las escrituras de hoy son prueba de la importancia del arrepentimiento y es que Jesús al hablarle a aquellos reunidos con Él, los exhortó a arrepentirse y a cambiar su forma de pensar, vivir y amar. Los invitó a reconocer, que a pesar de que en ocasiones podamos no vivir la vida a la que Cristo nos llama, contamos con el maravilloso don de la Misericordia de Dios, que no nos juzgará por cuán lejos nos hayamos alejado, sino por cuanto es el Amor que El Señor tiene por nosotros. Que suerte servir a Dios, que sin miramientos, nos da siempre una segunda oportunidad.

Si sientes que has pecado, o que con tus acciones has dañado a alguien o a ti mismo, arrepiéntete ante el Señor, ya que ese es el único camino para obtener el regocijo y libertad a los que Él nos llama.

Inténtalo otra vez, aprovecha esa segunda oportunidad, que siempre tendremos en Cristo, para cambiar nuestras vidas.

Oración:

Señor, te pido la humildad para arrepetirme ante ti y el valor para reconocer, cuando he pecado, que el rumbo de mi vida debe cambiar. Dame la fuerza, para guiado por tu misericordia, reflejar en mis acciones, el amor que me has dado y en él, seguir tu camino.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:

Pasaje:

Lucas 13:1-5

Tema del Capítulo:

El Señor enseñó sobre no juzgar y arrepentirse; la parábola de la higuera; sanó a una mujer enferma; la parábola de la semilla de mostaza y de la levadura; continuó con su enseñanza y lloró sobre Jerusalén. Estamos en una sección del Evangelio de Lucas en la que se encuentra mucho material que sólo este escritor registró sobre el ministerio del Señor en la tierra.

Comentario Bíblico:

Vv. 1-5.Le cuentan a Cristo la muerte de unos galileos. Esta historia trágica se relata brevemente aquí y no la mencionan los historiadores. Al responder, Cristo habla de otro hecho que era como este, otro caso de gente afectada por una muerte repentina. Las torres, que se construyen para seguridad, suelen ser la destrucción de los hombres. Les advierte que no culpen a los grandes sufrientes como debieran ser tenidos como grandes pecadores. Como ningún puesto ni empleo puede asegurarnos en contra del golpe de la muerte, debemos considerar las súbitas partidas de los demás como advertencia para nosotros. En estos relatos, Cristo fundamenta un llamado al arrepentimiento. El mismo Jesús que nos pide arrepentimiento, porque el reino del cielo está a la puerta, nos pide que nos arrepintamos, porque de lo contrario, pereceremos.

Referencias Cruzadas:

Isaías 28:10-13:

10 Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; 11 porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo, 12 a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio; mas no quisieron oír. 13 La palabra, pues, de Jehová les será mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; hasta que vayan y caigan de espaldas, y sean quebrantados, enlazados y presos.

Ezequiel 18:30:

30 Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina.

Tema Principal:

Arrepentimiento.

Versículos Temáticos:

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
2 Crónicas 7:14

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.
Hechos 3:19

Porque Jehová vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él.
2 Crónicas 30:9b

Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos,
y convertíos a Jehová vuestro Dios;
porque misericordioso es y clemente,
tardo para la ira y grande en misericordia,
y que se duele del castigo.
Joel 2:13

Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
Apocalipsis 3:19

Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.
Lucas 15:7