17 de Mayo: Provisión de Dios

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? (Mateo 6:25)

El Sermón de la Montaña es uno de los pasajes más bellos de los Evangelios, donde encontramos a Jesús reunido con las multitudes, hablando de asuntos cotidianos y temas que preocupaban a la gente en todo momento de la historia humana. En particular, en el capítulo 6, en los versículos 25 a 34, tratan de las ansiedadades de la vida.

Jesús difunde a sus oyentes la verdad sobre la providencia de Dios para los hombres, con el fin de sostenerlos y guiarlos a una convivencia espiritual capaz de establecer y fortalecer la relación entre El Señor y los que le siguen.

Confiar en Dios como proveedor y sustentador es una actitud de fe y rendición. La naturaleza humana, sólo en el ejercicio de la racionalidad, nunca admitirá una intervención divina en sus pasos.

Por eso Jesús habla a la multitud para hacerles entender que Dios podía y quería ser el fundamento de sus vidas.

Cuando confiamos, nos rendimos. ¡Cuando nos rendimos, descansamos! Estas actitudes están directamente relacionadas con el ejercicio de la fe. Podemos hablar de Dios, alabarle, leer su palabra y reunirnos en su nombre; pero si no confiamos en Él, estaremos completamente vacíos de confianza.

La ansiedad corroe nuestro espíritu, nuestro cuerpo físico y consume nuestra vida; la confianza en Dios regenera y sostiene nuestra existencia; vivir una u otra de estas realidades es una elección que está en nuestras manos.

Oración:

Señor, sé que en los momentos de dificultad, cuando las cosas escapan de mi control, puedo ser abrumado por la ansiedad y tener dudas de lo que pueda venir en el futuro. En esos momentos, tómame de Tu mano, y fortalece mi fe, para descansar en Ti mis cargas y de esa forma, recibir Tu paz restauradora y verdadera. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Mateo 6

Habiendo Cristo, en el capítulo anterior, preparado a sus discípulos contra las doctrinas y opiniones corruptas de los escribas y fariseos, especialmente en sus exposiciones de la ley (que fueron llamadas levadura, cap. 16.12), viene en este capítulo a advertirles contra sus prácticas corruptas: los dos pecados que, aunque en su doctrina no justificaban, en su conducta, sin embargo, eran notoriamente culpables. Llegaron a recomendarlos a sus admiradores: eran la hipocresía y el materialismo, pecados contra los que, de todos los demás, más debían protegerse los doctores de la religión, por ser los que más fácilmente envuelven a los que huyen de las contaminaciones más flagrantes que hay en el mundo por la concupiscencia, y que, por tanto, son altamente peligrosos. Estamos aquí advertidos: I. Contra la hipocresía. No debemos ser como los hipócritas, ni hacer lo que hacen los hipócritas. 1. Al dar limosna (w. 1-4). En la oración (vv. 5-8). Aquí se nos enseña por qué y cómo orar (vv. 9-13); y a perdonar en la oración (w. 14,15). 3. en el ayuno (vv. 16-18). II. Contra el materialismo: 1. En nuestras elecciones, éste es el pecado que destruye a los hipócritas (vv. 19-24). En nuestros afanes y preocupaciones, éste es el pecado que perturba a muchos buenos cristianos (vv. 25-34).

Comentario Bíblico Mateo 6:25

Escasamente haya otro pecado contra el cual advierta más nuestro Señor Jesús a sus discípulos que las preocupaciones inquietantes, distractoras y desconfiadas por las cosas de esta vida. A menudo esto entrampa al pobre tanto como el amor a la riqueza al rico. Pero hay una despreocupación por las cosas temporales que es deber, aunque no debemos llevar a un extremo estas preocupaciones lícitas. No os afanéis por vuestra vida. Ni por la extensión de ella, sino referidla a Dios para que la alargue o acorte según le plazca; nuestros tiempos están en su mano y están en buena mano. Ni por las comodidades de esta vida; dejad que Dios la amargue o endulce según le plazca. Dios ha prometido la comida y el vestido, por tanto podemos esperarlos.

Más Palabra Edificada / Recompensa de Dios:

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.» Colosenses 3:23-24

«Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.» Mateo 6:33

«Ciertamente hay galardón para el justo;
Ciertamente hay Dios que juzga en la tierra.» Salmos 58:11

«No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.» Genesis 15:1

«Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.» Mateo 10:42

«Jehová me ha premiado conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado.» Salmos 18:20

«He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.» Apocalipsis 22:12 

» Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.» Jeremias 29:11

«Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.» Romanos 5:8

«Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.» Isaias 55:11

«Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.» 1 Juan 5:13