17 de Junio: De carne y hueso

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. (Juan 1:14)

Escuché la historia de un niño que una noche tuvo miedo de una gran tormenta. Aterrado, gritó desde su habitación: «¡Papá, estoy aterrado!». Su padre, sin querer levantarse de la cama, le gritó: «No te preocupes, hijo mío. Dios te ama y te cuidará». Hubo un momento de silencio. El chico dijo: «Sé que Dios me ama, pero ahora necesito a alguien de carne y hueso.

A veces nuestro gran y temible Dios parece casi intocable. Ahí es donde entra en juego Jesús. Era Dios en la carne, caminando entre nosotros y mostrándonos cómo es Dios. Creo que C. S. Lewis lo explicó muy bien: «El Hijo de Dios se hizo hombre para que los hombres pudieran convertirse en hijos de Dios. Dios se hizo hombre para que tú puedas convertirte en hijo de Dios. No has nacido como hijo de Dios. La Biblia dice que hay que nacer de nuevo (Juan 3:3).

Debe llegar un momento en el que te alejes de tus pecados e invites a Jesucristo a tu vida para que sea tu Salvador y Señor. ¿Lo has hecho? Jesucristo caminó entre nosotros por un corto tiempo en esta tierra, pero tú puedes caminar con Él para siempre. La elección es tuya.

Oración:

Señor, gracias por concederme el privilegio de poder caminar contigo cada uno de mis días. Fortalece mi corazón y mi espíritu para ser un siervo fiel que obre para Ti con la fidelidad que solo Tu mereces, de forma que sea para otros ejemplo de Tu misericordia, Tu amor y Tu grandioso cuidado por cada uno de Tus hijos. 

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Juan 1:

El evangelio de Juan fue escrito por el discípulo Juan, décadas después de los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas. El autor asume que el lector ya está familiarizado con el contenido de estas otras obras. Por ello, Juan presenta una perspectiva diferente, con un mayor énfasis en el significado. Juan utiliza siete milagros -que él llama «señales»- para demostrar que Jesús es, de hecho, Dios encarnado. Aquí se encuentran algunos de los versículos más conocidos de toda la Biblia. Ninguno es más famoso que el resumen de una frase del evangelio que se encuentra en Juan 3:16.

El primer capítulo del evangelio de Juan equipara a Cristo con Dios y presenta a Juan el Bautista. El Bautista señala específicamente a Jesús como el Prometido. Jesús reúne a los cinco primeros de sus discípulos:Juan, Andrés, Pedro, Felipe y Natanael. En este capítulo, Jesús recibe siete nombres descriptivos, incluyendo «El verbo», «El Mesías» «El Hijo de Dios» y «El Rey de Israel». Este capítulo sienta las bases para el resto del evangelio, al dar al lector una idea de quién es realmente Jesús y por qué ha venido. El resto del evangelio es una exploración de las afirmaciones hechas en este pasaje inicial.

Referencias cruzadas por término – Juan 1:14:
Y aquel verbo fue hecho carne

Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. (Juan 6:33)

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:12)

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. (Juan 6:51)

Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. (Juan 6:53)

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. (1 Timoteo 3:16)

Y habitó entre nosotros

Y llamó el nombre de aquel lugar Masah[a] y Meriba,[b] por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehová, diciendo: ¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no? (Éxodo 17:7)

Lleno de gracia y de verdad

Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. (Juan 1:16-17)

Para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro. (Romanos 5:21)

Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. (Juan 3:21)