15 de Abril: Él renovará mis fuerzas

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

«Escuchadme Costas y Renuévense pueblos;  acérquense, y entonces hablen, estemos juntamente en juicio»  Isaías 41:1

Todas las cosas sobre la tierra necesitan ser renovadas.  Ninguna cosa creada continua por si misma.  Los árboles que no son cuidados se desgastan en si mismos.  Los árboles necesitan beber del agua de la lluvia y tomar de los tesoros del suelo para experimentar la genuina renovación.  Los cedros de Líbano, los cuales Dios ha creado están llenos de vitalidad fresca que han sacado de la misma tierra.

Podrán acaso los hombres que viven en este planeta mantenerse sin renovación?  Así como es necesario reparar el desgaste del cuerpo a través de la comida que diariamente tomamos, de la misma manera necesitamos reparar el desgaste del alma por alimentarnos con la comida celestial encerrada en la gloriosa y bendita palabra de Dios.  Las flores se renuevan, las aves se renuevan, todo lo creado necesita renovación y hoy, yo, como ser humano creado por Dios también necesito renovación y esa renovación solo vendrá de la mano del Padre Celestial.

Si nuestra vida puede vivir sin Dios, entonces no soy un ser creado soy solo un sueño, pero si soy un ser creado por Dios entonces anhelaré recibir de Dios así como las flores ansían el rocío.  Sin la restauración constante de nuestra vida nosotros no estaremos preparados para los ataques continuos del infierno y las aflicciones penetrantes de este mundo o para hacer frente a las disensiones humanas.

Cuando el torbellino se desate , si no me ha renovado en él, seré como árbol sacudido y finalmente quebrado ante su inclemencia, pero si me he renovado en Jesús vendré a ser como una roca que hará frente al vendaval o como marinero que desafía la tempestad mientras fortalece el mástil de su embarcación y lanzaré con firmeza el ancla de la fe.  Por eso hoy quiero renovarme en él.

La Palabra de Dios me dice que los que esperan en el Señor renovaran sus fuerzas.  Hoy quiero esperar en el Señor y hacer frente a las aflicciones con ánimo renovado, hacer frente a las luchas con una nueva fortaleza espiritual y hacer frente a las tentaciones con la fibra de vencedor.

Si me envanezco y creo que no es necesario renovarme, estaré preparando el camino para mi propia destrucción, porque como ser creado necesito ser renovado.   Hoy es una nueva oportunidad para  levantarme en fuerza y buscar el rostro de aquel que vive para siempre y que me da una nueva esperanza de vivir.

Oración:

Gracias Señor por darme la oportunidad de renovarme en ti.  Gracias porque como ser creado puedo encontrar en ti el rocío de tu presencia.  Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Isaías 41

Este capítulo 41 de Isaías, al igual que el 40, está destinado tanto a la convicción de los idólatras como al consuelo de todos los fieles adoradores de Dios; pues el Espíritu es enviado, y los ministros son empleados por Él, para convencer y consolar. Y aunque esto estaba destinado principalmente a condenar a los babilonios y a consolar a los israelitas, o a condenar a los que en Israel eran contumaces en la idolatría, como lo eran las multitudes, y a consolar a los que conservaban su integridad, no cabe duda de que también estaba destinado tanto a nuestra amonestación como a nuestro estímulo. Amonestación para que nos alejemos de los ídolos y estímulo para que confiemos en Dios. Aquí, I. Dios, a través del profeta, muestra la insensatez de los que adoraban a los ídolos, especialmente los que pensaban que sus ídolos podían luchar con Él, y controlarlo (vv. 1-9). II. Anima a sus fieles a confiar en Él, con la seguridad de que se pondrá de su parte contra sus enemigos, los hará victoriosos sobre ellos y provocará una feliz modificación de sus actividades (vv. 10-20). III. Desafía a los ídolos -que eran sus rivales en la adoración de los hombres- a competir con Él, ya sea por el conocimiento o el poder, o por mostrar cosas futuras o hacer el bien o el mal (vv. 21-29). De modo que el capítulo puede resumirse en las palabras de Elías: «Si el Señor es Dios, síganlo». Y si Baal, síguelo». Y en el reconocimiento del pueblo en cuanto al resultado de la prueba, «¡Sólo el Señor es Dios! Sólo el Señor es Dios».

Comentario Bíblico – Isaías 41:1

¿Puede un dios pagano levantar a alguien en justicia, usarlo como le plazca, y hacerlo victorioso sobre las naciones? Así hizo el Señor con Abraham o, más bien, lo hará así con Ciro. Los pecadores se animan unos a otros en los caminos del pecado; ¿los siervos del Dios vivo no se estimularán mutuamente a su servicio? El pueblo de Dios es la simiente de su amigo Abraham. Este es ciertamente el título más elevado que se haya dado a un mortal. Significa que, por gracia divina, Abraham fue hecho como Dios quería, y que fue recibido a la comunión con Él. Dichosos los siervos del Señor, a los que ha llamado a ser sus amigos, y a caminar con Él en fe y obediencia santa. Que no se rindan al temor los que así han sido favorecidos; porque la contienda puede ser dura, pero la victoria será cierta.