12 de Octubre: El poder del Espíritu

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo. (Hechos 1:7-8)

El Señor Jesús aseguró a sus discípulos que recibirían el Espíritu Santo (Lc 24.49), y en el día de Pentecostés se cumplió esa promesa (Hch 2.1-4). Dios siempre cumple a cabalidad, y enviar a su Espíritu no fue la excepción. De hecho, esta maravillosa bendición sigue estando presente hoy.

En el momento que una persona pone su fe en el Salvador, el Espíritu Santo viene a morar en ella. Él sella a todos los cristianos por la eternidad, de modo que nada los puede robar jamás de Él. Pero, lamentablemente, algunos creyentes pueden ser salvos y aún así seguir viviendo confiando en sus propias fuerzas.

Ser “llenos del Espíritu Santo” no es una experiencia emocional. Se trata de permitirle a Dios vivir a través de nuestras acciones, pensamientos y palabras, lo que significa renunciar a nuestros deseos.

Andar en el Espíritu no tiene nada que ver con nuestras habilidades, sino depender únicamente de Dios. Nos fiamos de Él, le pedimos que tome el mando, y le seguimos con obediencia. El Señor nos guiará cuando oramos a Él. Y mediante la meditación silenciosa y atenta en su Palabra, como también por medio del consejo de otros creyentes, podremos experimentar la guía, el poder, la protección y la ayuda del Padre celestial. Su voz suave y apacible se nos hará más evidente a medida que maduremos en Cristo.

Si usted es salvo, el Espíritu de Dios vive en usted. Pero Él anhela hacer mucho más que simplemente residir allí. Desea estar en comunión con usted, para que así experimente bendiciones abundantes. Vivir confiando en sus propias fuerzas solo le llevará al fracaso. Andar en el Espíritu da vida.

Oración:

Señor, que Tu Espíritu tome el mando de nuestras vidas y nos guie fortalecidos hacia el plan de bienestar que nos guardas.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Hechos 1:

Hechos 1 es la segunda carta que Lucas escribió para Teófilo. En ella narra la transición entre el ministerio de Jesús descrito en el Evangelio de Lucas y el desarrollo y la expansión de la Iglesia. Los discípulos han recibido una morada temporal del Espíritu Santo (Juan 20:22), y Jesús ha pasado cuarenta días tranquilizando a sus fieles seguidores (Hechos 1:3), apareciéndose a más de quinientos en ese corto tiempo (1 Corintios 15:6). Ahora, los discípulos completan algunas tareas de tipo administrativo antes de que el Espíritu Santo pueda comenzar el ministerio de la iglesia en Pentecostés (Hechos 2).

Referencias cruzadas por término – Hechos 1:7-8:
Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad:

Marcos 13:32 – Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.

Deuteronomio 29:29 – Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo:

Hechos 13:31 – Y él se apareció durante muchos días a los que habían subido juntamente con él de Galilea a Jerusalén, los cuales ahora son sus testigos ante el pueblo.

Isaías 66:19 – Y pondré entre ellos señal, y enviaré de los escapados de ellos a las naciones, a Tarsis, a Fut y Lud que disparan arco, a Tubal y a Javán, a las costas lejanas que no oyeron de mí, ni vieron mi gloria; y publicarán mi gloria entre las naciones.

Hechos 3:15 – y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.

Jeremías 16:19 – Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción, a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho.

Salmos 22:27 – Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra, Y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti.

Isaías 49:6 – dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

Isaías 42:10 – Cantad a Jehová un nuevo cántico, su alabanza desde el fin de la tierra; los que descendéis al mar, y cuanto hay en él, las costas y los moradores de ellas.

Romanos 15:19 – con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.