12 de Noviembre: Una vida en integridad

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. (Salmos 15:1-2)

En el libro de Salmos, el rey David describe la vida de integridad que deben cultivar los creyentes. Dios quiere que busquemos cada vez más la autenticidad, la rectitud y la honestidad.

Para desarrollar y mantener un estilo de vida de integridad, necesitamos:

Basar nuestra fe en lo que enseña la Biblia. Las verdades fundamentales sobre las cuales debemos construir nuestra vida son: la necesidad que tiene la humanidad de un Salvador; nuestra incapacidad de salvarnos a nosotros mismos; la muerte de Cristo a nuestro favor; la salvación por fe solamente; y el don gratuito del Padre de la vida eterna. Nuestra identidad y prioridades deben fluir de nuestra posición de hijos adoptados por Dios.

Someternos al señorío de Cristo. El Señor Jesús nos manda a negarnos a nosotros mismos y a seguirlo (Mr 8.34). El compromiso sincero con Él nos ayudará a enfrentar las tentaciones y a elegir lo recto.

Establecer relaciones con personas que valoren la vida cristiana. La influencia de los creyentes maduros nos fortalece en nuestra dedicación y obediencia al Señor.

Reconocer nuestros errores. Todo el mundo falla, pero como creyentes debemos confesar a Dios cualquier pecado conocido y evitar hacer lo incorrecto (1 Jn 1.9). También será necesario pedir perdón a los demás.

Vivimos en una cultura que aplaude los valores y las actitudes pecaminosas. Dios conoce nuestra lucha por resistir la tentación y elegir hacer lo recto, y por eso envió a su Espíritu Santo para que nos enseñe a vivir con integridad. Pídale a Él que le ayude a ser más como la persona descrita en el Salmo 15.

Oración:

Señor, toma control de mi corazón, examíname y guíame a caminar en el poder del Espíritu Santo, para ser integro. Líbrame de malos amigos y de personas malvadas. Alabo tu Nombre porque mi confianza esta en ti. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Salmos 15:

El libro de los Salmos se compone de cantos, himnos o poemas individuales, cada uno de los cuales es un »Salmo» en sí mismo. Estas obras contienen una gran variedad de temas. Algunos salmos se centran en la alabanza y la adoración a Dios. Otros claman con angustia por el dolor de la vida. Otros salmos esperan la llegada del Mesías. Aunque algunos salmos están relacionados, cada uno tiene su propio contexto histórico y bíblico.

Los salmos inmediatamente anteriores describen a los malvados que niegan la existencia de Dios y agreden a los pobres. Aquí, David describe el estilo de vida de una persona justa. David hace estos comentarios sabiendo que ningún ser humano está libre de defectos (Salmo 51:1-2; 143:2). Sin embargo, lo ideal es que un creyente honre al Señor y se relacione rectamente con su prójimo. Es posible que David haya escrito este salmo después de llevar el arca de la alianza a Jerusalén.

Referencias cruzadas por término – Salmos 15:1-2:
Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo?:

Salmos 61:4 – Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas. Selah

Apocalipsis 21:23-24 – La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.

Salmos 92:13 – Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán.

Salmos 23:6 – Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Apocalipsis 21:3-4 – Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Juan 14:3 – Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Hebreos 12:22 – sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles.

El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón:

Proverbios 28:18 – El que en integridad camina será salvo; Mas el de perversos caminos caerá en alguno.

Colosenses 3:9 – No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,

Salmos 24:4 – El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño.

Romanos 2:10 – pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;

Hechos 10:35 – sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.

Isaías 63:8 – Porque dijo: Ciertamente mi pueblo son, hijos que no mienten; y fue su Salvador.

Salmos 84:11 – Porque sol y escudo es Jehová Dios; Gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en integridad.