11 de Diciembre: Acérquese al Señor

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. (Colosenses 3:16)

Las cosas en este mundo no están mejorando. En momentos como estos siempre recuerdo un mensaje urgente en mi corazón, que mi Madre en tiempos de dificultad siempre me recordó: «Acércate más a tu Padre celestial, cultiva tu relación con Él. Si no lo haces, no te irá bien; pero si lo haces, verás el derramamiento más glorioso de Dios que jamás podrías imaginarte».

Ese mensaje, en la actualidad, no solo aplica para mí, es también para usted y para todo creyente sobre la Tierra. Estamos en los últimos días de la presente era. Cristo va a venir pronto. Es un tiempo emocionante, pero también es un tiempo peligroso. Los que no hagan lo que el Espíritu dice y no se acerquen al Señor irán de calamidad en calamidad. Pero los que lo hagan, vencerán las calamidades y las convertirán en cosas gloriosas, en el nombre de Jesús.

El primer paso para acercarse más a Dios es entender que a Dios se le conoce primero en su Palabra. El tiempo que uno dedica a meditar en el Nuevo Testamento es tiempo que dedica a Jesús; la mayoría de creyentes no se da cuenta de esto. En vez de conocer al Señor por medio de su Palabra, muchos tratan de hacerlo por los sentidos, y, por supuesto, eso no da resultado.

Para que el Espíritu Santo controle su mente es necesario que la Palabra predomine en sus pensamientos; con el tiempo, sus sentimientos seguirán el orden de las cosas.

Tenga presente que Juan 1:1 dice que Jesús es el Verbo, o la Palabra. Eso significa que cuando usted le dedica tiempo a la Palabra, le está dedicando tiempo a Jesús. Cuando la Palabra de Dios mora en usted en abundancia, Jesús también mora en usted en abundancia.

No vaya de calamidad en calamidad, sino que tome esas calamidades y conviértalas en algo glorioso, buscando la presencia del Señor y Su aprobación en cada paso que dé. Acérquese más a Jesucristo y a la Palabra de Dios para que el bienestar de caminar junto a nuestro Padre celestial, le guarde en estos tiempos peligrosos.

Oración:

Señor, Te doy gracias por tu presencia en mi vida. Has prometido que nunca nos dejarás ni nos abandonarás. Incluso en los días que son largos y nos hacen sentir cansados y vacíos, sabemos que no nos has abandonado. En los días en que nuestras circunstancias nos han consumido, tú nos sostienes y nos guías. Gracias por todo Señor, y que no se aparte de mi vida, Tu compañía, pues no necesito nada más para vivir en victoria, que caminar siempre de Tu mano. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Colosenses 3:

Los capítulos anteriores de Colosenses hacían hincapié en la supremacía de Jesús y la inferioridad de las enseñanzas mundanas. La explicación de Pablo de que Cristo es la máxima autoridad y la única fuente de verdad es clave para entender la diferencia entre la sabiduría piadosa y los engaños mundanos. En este capítulo, Pablo aplicará esas ideas anteriores mediante instrucciones prácticas. Esta aplicación se extiende hasta el principio del capítulo 4, que terminará con varias noticias sobre compañeros ministros cristianos.

Referencias cruzadas por términos:
Colosenses 3:16:

Santiago 3:17 – Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

Deuteronomio 11:18-20 – Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas;

Salmos 30:11-12 – Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.

Lucas 2:51 – Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.

Salmos 71:23 – Mis labios se alegrarán cuando cante a ti, Y mi alma, la cual redimiste.

Isaías 30:29 – Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra pascua, y alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte de Israel.

Proverbios 14:8 – La ciencia del prudente está en entender su camino; Mas la indiscreción de los necios es engaño.

Salmos 119:54 – Cánticos fueron para mí tus estatutos En la casa en donde fui extranjero.

Salmos 119:11 – En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.