12 de Abril: Su rostro resplandezca en nosotros

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Dios tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga; Haga resplandecer su rostro sobre nosotros. (Salmos 67:1)

Oración:

Señor, que el temor a Tu justicia y el compromiso con Tu Palabra, sean las fuentes y principios de la sabiduría que acumule según Tu voluntad, y que con ella sea más digno de conocerte, alabarte y regocijarme en la salvación que sólo proviene de seguirte. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Salmos 67

El trato de Dios a las naciones durante los tiempos del Antiguo Testamento, incluyendo los privilegios especiales que extendió a los israelitas, mostró su justicia y su bondad como razones para la adoración. El Salmo 67, presentado sin identificar su autor ni su contexto histórico, anima a la alabanza de todos los pueblos.

El mensaje de este salmo se aplica universalmente, pues es una llamada a todas las naciones para que honren al Señor. Asimismo, este himno no se limita a un tiempo determinado. Su letra se aplicaría perfectamente en diversos momentos de la historia: como reflexión de Josué tras la conquista de la tierra prometida, en el apogeo de la prosperidad de Israel bajo los reyes David y Salomón, tras la liberación que Dios concedió al rey Ezequías, o incluso en el momento del regreso del cautiverio y la reconstrucción del templo y la ciudad de Jerusalén en tiempos de Zorobabel, Esdras y Nehemías.

El Salmo 67 subraya la relación especial del pueblo de Israel con Dios bajo la alianza que duró casi 1.500 años, desde Moisés hasta la muerte de Jesús en la cruz. El trato privilegiado que Dios dio a los israelitas fue importante por varias razones:

(1) La bendita posición de Israel era una prueba del amor de Dios por este pueblo, una razón para el servicio impulsado por la gratitud (encontramos un excelente ejemplo en Éxodo 14:30-31 que llevó a Moisés a componer el himno registrado en Éxodo 15).

(2) Otros pueblos, al ver la protección otorgada a los israelitas, tuvieron motivos para someterse a Dios. Desde la humillación de los egipcios derrotados por las plagas hasta las confesiones de Rahab (Josué 2:9-11) y Nabucodonosor (Daniel 3:28-29), los pueblos de otras naciones llegaron a temer al único Dios verdadero.

(3) Aunque no es el tema central de este Salmo, la relación especial con Israel fue la forma en que Dios protegió a los antepasados de Jesús para cumplir su promesa de bendecir a todas las familias de la tierra a través de un descendiente de Abraham (Génesis 12:3; Gálatas 3:15-18).

Dios santificó y protegió al pueblo de Israel, llevando a otros pueblos a adorar al Señor. Su bondad y su justicia siguen siendo hoy motivos de adoración.