09 de Julio: En la sombras nos da Su luz

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba. (Isaías 49:2)

Oración:

Padre, en la sombras del valle que pueda en algún momento transitar hazme recordar que Tu luz está allí, disponible para mi, para disipar la oscuridad en mi andar y revelarme con perfecta claridad los maravilloso caminos de la voluntad que deseas que cumpla, para Tu gloria. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Isaías 49:

En Isaías 49, hay muchas promesas profundas de Dios. Es un capítulo extremadamente rico. En él, vemos que nuestra recompensa está con nuestro Dios. Hay muchos momentos en nuestra vida en los que pensamos que el Señor se ha olvidado de nosotros, nos ha abandonado, está callado, en fin. Lo que suele ocurrir, al pensar así, es la precipitación.

La promesa de Dios es que en el tiempo favorable, es decir, en el momento adecuado, Él responderá, actuará y nos consolará. El Señor asegura a su pueblo que no se olvidará de él, de hecho hace una hermosa declaración de amor: «¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.»

Aunque el mundo entero, te olviden; Dios ha cultivado un gran amor hacia tu vida, te aconsejo que leas el Estudio Bíblico del Amor de Dios. El Señor está completamente interesado en tu vida.

Referencias cruzadas por término – Isaías 49:2

Apocalipsis 1:16 – Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Isaías 51:16 – Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, extendiendo los cielos y echando los cimientos de la tierra, y diciendo a Sion: Pueblo mío eres tú.

Oseas 6:5 – Por esta causa los corté por medio de los profetas, con las palabras de mi boca los maté; y tus juicios serán como luz que sale.

Isaías 42:1 – He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.

Isaías 50:4 – Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios.

Lucas 23:46 – Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.

Jeremías 15:19-20 – Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová.