09 de Agosto: Gracia ante Sus ojos

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. (Génesis 6:8)

Noé fue un hombre que le agradaba a Dios. Nosotros somos alguien que agrada a Dios o que le produce dolor. ¿Cuáles son los requisitos para ser un placer para Dios, para disfrutar de una relación íntima con el Señor?

En primer lugar, debemos averiguar cómo podemos ser un placer para el Señor. A veces en realidad queremos agradarle, pero no nos molestamos en averiguar cómo hacerlo. Estamos mucho más interesados en cómo Dios nos puede agradar a nosotros. Lo primero que le agrada a Dios es nuestro comportamiento correcto; nuestra manera recta de vivir aun cuando nadie alrededor de nosotros se esté comportando bien.

Noé fue el único hombre verdaderamente recto que vivía en la tierra en aquel tiempo (Génesis 6:9), porque Noé conocía y entendía a Dios. No era fácil. Es difícil ser la única persona que agrada a Dios cuando todos los demás no se preocupan por hacerlo. ¿Cómo era la sociedad en la que vivía Noé? El crimen iba en aumento “porque todos en la tierra eran corruptos” (Génesis 6:12). Dios vio que la tierra estaba totalmente corrompida. Noé caminanba de la mano de Dios mientras que el resto eligió la amistad del diablo. Sin embargo, Noé trató de conducir siempre sus asuntos según la voluntad y los mandamientos del Señor (Génesis 6:9, 22).

¿Nos importa más agradarle a Dios que agradar a otras personas o agradarnos a nosotros mismos? ¿Vemos al mundo lleno de personas corruptas y nos apartamos o ponemos de su lado? Cuando Dios nos mira, ¿somos un placer para él o un dolor?

¡Elijamos siempre como Noé, hallar la gracia ante los ojos de Jehová!

Oración:

Señor, que mi comportamiento sea para Ti un motivo de alegría y no de tristeza, y que pueda servirte siempre coforme a lo que Tu deseas y esperas de mi, para buscar y hallar, como Noé, desde mi obediencia y disciplina contigo y con Tu Palabra, la gracia ante Tus ojos. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Génesis 6:

El Génesis 6 habla de la corrupción de la humanidad. Un estudio bíblico de Génesis 6 revela la escalada del pecado en la humanidad. Después de la caída de Adán, el hombre quedó totalmente depravado. Este capítulo también registra el anuncio del Diluvio sobre la tierra.

Un esquema de Génesis 6 puede organizarse como sigue:

La corrupción total de la humanidad (Génesis 6:1-4).
Dios se disgusta con la humanidad, pero se complace con Noé (Génesis 6:5-10).
Dios anuncia el diluvio (Génesis 6:11-22).

Más Palabra Edificada / Gracia de Dios:

Salmos 45:2
Tú eres el más hermoso de los hijos del hombre; la gracia se ha derramado en tus labios. Por eso Dios te ha bendecido para siempre (Sal 45:2).

Juan 1:14
Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y de verdad (Jn 1:14)..

Juan 1:16
Ciertamente de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia (Jn 1:16).

Juan 1:17
La ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo (Jn 1:17).

Hechos 6:8
Como Esteban estaba lleno de la gracia y del poder de Dios, realizaba grandes prodigios y señales entre el pueblo (Hch 6:8).

Romanos 3:24
Pero son justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que proveyó Cristo Jesús (Ro 3:24).

Romanos 5:17
Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia mediante un solo hombre, Jesucristo (Ro 5:17).

Romanos 5:20
La ley se introdujo para que abundara el pecado; pero cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia (Ro 5:20).

Romanos 6:15
¿Entonces, qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley sino bajo la gracia? ¡De ninguna manera! (Ro 6:15).

2 Corintios 8:9
Pues ustedes ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo que, por amor a ustedes, siendo rico se hizo pobre, para que con su pobreza ustedes fueran enriquecidos (2 Co 8:9).

2 Corintios 12:9
Pero él me ha dicho: «Con mi gracia tienes más que suficiente, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por eso, con mucho gusto habré de jactarme en mis debilidades, para que el poder de Cristo repose en mí (2 Co 12:9).

Gálatas 1:15
Pero Dios me apartó desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia, y cuando a él le agradó (Gá 1:15).

Gálatas 2:21
No desecho la gracia de Dios; pues si la justicia dependiera de la ley, entonces por demás habría muerto Cristo (Gá 2:21).

Efesios 2:4-5
Pero Dios, cuya misericordia es abundante, por el gran amor con que nos amó, nos dio vida junto con Cristo, aun cuando estábamos muertos en nuestros pecados (la gracia de Dios los ha salvado) (Ef 2:4-5).

Efesios 2:8
Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Ésta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios (Ef 2:8).

Efesios 3:8
Yo, que soy menor que el más pequeño de todos los santos, he recibido el privilegio de anunciar entre los no judíos el evangelio de las insondables riquezas de Cristo (Ef 3:8).

Efesios 4:7
Pero a cada uno de nosotros se nos ha dado la gracia conforme a la medida del don de Cristo (Ef 4:7).

2 Tesalonicenses 2:16
Que nuestro Señor Jesucristo mismo, y nuestro Dios y Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia (2 Tes 2:16).

1 Timoteo 1:14
Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús (1 Tim 1:14).

2 Timoteo 1:9
Quien nos salvó y nos llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos (2 Tim 1:9).

Tito 2:11-13
Porque la gracia de Dios se ha manifestado para la salvación de todos los hombres, y nos enseña que debemos renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivir en esta época de manera sobria, justa y piadosa, mientras aguardamos la bendita esperanza y la gloriosa manifestación de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo (Tit 2:11-13).

Tito 3:7
Para que al ser justificados por su gracia viniéramos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna (Tit 3:7).

Hebreos 4:16
Por tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para cuando necesitemos ayuda (Heb 4:16).

1 Pedro 1:10
Los profetas que hablaron de la gracia destinada a ustedes, estudiaron e investigaron con detalle todo acerca de esta salvación (1 Pe 1:10).