11 de Marzo: Hecho está

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Y me dijo: Hecho está. (Apocalipsis 21:6)

Cuántas personas se pasan la vida haciendo, pero qué pocas terminan de hacer!

¡Qué pocos son los que resuelven una cosa y saben que se logró y pueden decir: “Hecho está”!

En el momento que creemos de verdad nos damos cuenta de que hay poder. En momentos como esos podemos tocar a Dios y el fuego en nuestra alma nos asegura que algo se resolvió para siempre.

La fe implica apropiarse de Dios firmemente, asirse de Él con dedos de hierro, con una inconmovible entrega de todo a Dios. Para aprender a flotar uno tiene que abandonarse al agua de manera total; tiene que creer que el agua es capaz de sostenerlo. De la misma forma usted debe dar este paso de entrega y después mirar a Dios con confianza y decir: “Hecho está.” Nuestra parte es entregar, la parte de Dios es obrar. En el mismo momento que nos entregamos, Él asume la responsabilidad. Debemos creer que Él ha asumido la responsabilidad de lo que le hemos entregado. La fe debe repetir la promesa de Dios y atreverse a decir: “Hecho está”

El asunto está terminado, puesto que Él se ha hecho cargo. Proceda ahora mismo como si fueran verdad las promesas y “llame las cosas que no son como si fueran” y Dios hará que lo que usted da por hecho sea realidad. Usted llegará a experimentarlo.

Mi antiguo profesor, Lord Kelvin, una vez dijo en clase algo asombroso. Dijo que en todos sus grandes descubrimientos llegó un momento en que tuvo que dar un gran salto al vacío. ¡Y aquel que tenga temor de dar semejante salto desde la base sólida de lo que está demostrado, nunca conocerá la euforia de lo que es creer!

¡Entregarnos a Cristo sin reservas es precisamente la aventura más grande del mundo! Lo maravilloso es que, cuando con cierto atrevimiento, como Lord Kelvin, damos el “salto al vacío”, descubrimos que en realidad no hay vacío, sino vida abundante, libertad y paz.

“Y dijo Dios… y fue así.” (Génesis 1:2-7)

Oración:

Señor, que pueda entregarte completamente mis cargas, y confiado en Tu poder y en Tu gracia decir con total paz y seguridad: hecho está. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Apocalipsis 21:6
Tema del Capítulo – Apocalipsis 21:

Una vez cerrado el juicio final, en Apocalipsis 21, el Señor le muestra a Juan la revelación de la perfección del Reino de Dios, algo completamente diferente a lo que experimentamos hoy. Todo lo que entendemos como realidad ha pasado. Todo se ha vuelto nuevo.

El tiempo, tal como lo conocemos, se ha convertido en eternidad, el alejamiento de Dios se ha convertido en una perfecta intimidad con Él. La muerte ya no se teme, porque ya no existe, los santos beben del agua de la vida. Mientras que la eternidad de los incrédulos está lejos de Dios en el lago de fuego, los santos habitan en la ciudad de Dios y son parte de su familia.

La nueva Jerusalén es el símbolo de la perfección del nuevo tiempo de la humanidad con Dios. Sus dimensiones, belleza y gloria nos revelan la plenitud de la nueva creación. El río de la vida que fluye desde el trono de Dios y el Cordero con árboles llenos de frutos a ambos lados son una fuente de alimento saludable y eterno.

Con el fin del ciclo de maldad, los santos sirven en un entorno de perfección y plenitud. Allí tendremos la revelación de quién es Dios de una manera inigualable.

Nuestra entrada al paraíso ha sido restaurada.

Esbozo de Apocalipsis 21:

21.1 – 8: Dios y su pueblo

21:9-14: La ciudad santa

21:15-21: El adorno de la ciudad

21.22 – 27: La luz de la ciudad

Comentario Bíblico Apocalipsis 21:6:

El nuevo cielo y la nueva tierra no estarán separados entre sí; la tierra de los santos, sus cuerpos glorificados serán celestiales. El viejo mundo con todos sus problemas y tribulaciones habrá pasado. No habrá mar, lo que representa adecuadamente la libertad de las pasiones contradictorias, de las tentaciones, los problemas, los cambios y las alarmas; de todo lo que pueda interrumpir o dividir la comunión de los santos. Esta nueva Jerusalén es la Iglesia de Dios en el estado nuevo perfecto, la Iglesia triunfante. Su bendición viene totalmente de Dios y depende de Él. La presencia de Dios con su pueblo en el cielo no será interrumpida como es en la tierra, Él habitará con ellos continuamente. Todos los efectos de tribulaciones previas serán eliminados. Ellos han llorado a menudo debido al pecado, la aflicción, las calamidades de la Iglesia, pero no quedarán señales ni recuerdos de las congojas anteriores. Cristo hará nuevas todas las cosas.

Referencias Cruzadas:

Juan 4:10 – Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

Isaías 55:1-3 – A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.

Apocalipsis 7:17 – porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

Apocalipsis 16:17 – El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está.

Isaías 12:3 – Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación.

Juan 4:14 – mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Apocalipsis 1:17 – Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

Romanos 3:24 – siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,

Jeremías 2:13 – Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.

Apocalipsis 1:11 – que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

Tema Principal:

La eternidad es promesa del Señor para aquellos que creen y le siguen.

Versículos Temáticos:

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.
Deuteronomio 7:9

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.
2 Corintios 7:1

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Apocalipsis 3:20

Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra.
Génesis 9:13

El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.
Apocalipsis 3:5

Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia.
2 Pedro 1:4

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
1 Juan 3:2-3