05 de Agosto: Espíritu de valor

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional y las referencias cruzadas por términos. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. (2 Timoteo 1:7)

“¡No temas!” es una frase que se repite a menudo en las Escrituras. ¿Cómo la oyes en tu cabeza? ¿Es un mandamiento que parece inalcanzable o una tranquilidad reconfortante del Dios todopoderoso? Las Escrituras nos indican que no temamos, pues nuestro Padre celestial sabe que somos propensas a ello. Él dice que no temamos, porque siempre tiene un plan. Escucha las palabras reconfortantes de Isaías 35:4: “Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará.’”

El temor es una respuesta humana natural, pero no es de Dios. El temor proviene del enemigo de nuestra alma. El perfecto amor de Dios confronta el temor, y acaban con él. Cuanto más confiamos en Él y en su amoroso plan, más vivimos sin temor. Dios quiere reemplazar nuestro temor y timidez con su amor, su poder y su autodisciplina. Alguna versión describe la disciplina personal como “las capacidades que tienen como resultado de una mente tranquila, equilibrada y autocontrolada”. ¿No te encanta? ¿Qué se puede comparar a vivir con una mente tranquila y controlada en lugar de hacerlo con temor?

Dios dice que Él no nos ha dado un espíritu de temor y cobardía. Eso no quiere decir que nunca sintamos miedo, pero vivir por su poder significa hacerle frente al temor. ¿Y si la próxima vez que el temor te llame respondes simplemente: “Dios no me ha dado un espíritu de temor y cobardía, sino de poder, amor y dominio propio”? Inténtalo. Solo tienes que pedir valor.

Oración:

Señor, dame el discernimiento y la madurez espiritual para entender completamente Tu promesa de librarnos de todo mal: El prometernos, no que caminaremos libre de obstáculos o adversidades sino el darnos la certeza de que Tu presencia nos acompañará y no nos dará nunca una prueba que no podamos superar. Que camine hoy y siempre en esa verdad Padre y que por ella pueda hacerle frente al temor, al miedo y a la angustia, cambiándolos por la confianza, la paz y la tranquilidad de saber que cuento contigo. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de capítulo 2 Timoteo 1:

El capítulo 1 incluye un saludo (2 Timoteo 1:1-2) y un estímulo a Timoteo (2 Timoteo 1:3-5), seguidos de palabras que recuerdan a Timoteo su fe. Pablo rastrea la fe de Timoteo hasta su abuela, luego a su madre y después a él. Se anima a Timoteo a «avivar» el don de Dios (2 Timoteo 1:6-7). Pablo anima a Timoteo a no avergonzarse de Jesús ni de Él mismo en su encarcelamiento. Pablo da alguna información sobre su propia situación y continúa animando a Timoteo a seguir la sana enseñanza y a guardar el buen depósito que se te ha confiado (2 Timoteo 1:8-18).

El capítulo 1 establece el trasfondo espiritual de Timoteo. Pablo expresa su gratitud por Timoteo, recordándole su pasado, con el fin de establecer el escenario para las enseñanzas posteriores. En primer lugar, Pablo expresa su gratitud por la fidelidad anterior de Timoteo, y le recuerda cómo Dios le llamó al ministerio. A partir de ahí, Pablo anima a Timoteo a ser valiente y a guardar la verdad del mensaje evangélico. En capítulos posteriores se explicará por qué Pablo considera que estos rasgos son necesarios, tanto por el bien del mundo como de Timoteo en general.

Referencias cruzadas por término – 2 Timoteo 1:7:

Juan 14:27 – La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Hechos 1:8 – pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Lucas 10:19 – He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

Hebreos 2:15 – y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

Proverbios 8:14 – Conmigo está el consejo y el buen juicio; Yo soy la inteligencia; mío es el poder.

Hechos 21:13 – Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.

Hechos 6:8 – Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

Lucas 8:35 – Y salieron a ver lo que había sucedido; y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo.

Hechos 26:25 – Mas él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura.

Hechos 26:11 – Y muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extranjeras.