03 de Septiembre: Con fe de niño

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Así que, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos. (Mateo 18:4)

La fe de un niño es simple. Un niño no trata de resolver todo y hacer un plan detallado de cómo obtendrá exactamente lo que necesita. Simplemente lo cree porque sus padres dijeron que se encargaran de ello.

Afortunadamente, lo mismo puede ser cierto para nosotros. Como creyentes, nuestro gozo y paz no se basan en hacer y lograr, tratando de resolver todo y arreglarlo nosotros mismos. Vienen con creer.

El gozo y la paz vienen como resultado de construir nuestra relación con el Señor. El Salmo 16:11 nos dice que en Su presencia hay plenitud de gozo. Si hemos recibido a Jesús como nuestro Salvador y Señor, Él, el Príncipe de Paz, vive dentro de nosotros (ver 1 Juan 4:12–15; Juan 14:23). Experimentamos paz en la presencia del Señor, recibiendo de Él y actuando en respuesta a Su dirección. El gozo y la paz provienen de conocer y creer, confiar en el Señor con una fe sencilla, como la de un niño.

Oración:

Señor, Estoy agradecido de que mi alegría y mi paz no se basen en mis habilidades. Y es que en Ti, Padre, encuentro todo lo que necesito. Hoy vengo a Ti con una fe de niño, confiando en que Tú te encargarás de cualquier problema en mi vida. Gracias, Señor, porque Tú tienes el control de mi vida, y mi gozo y paz se encuentran en Ti. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Mateo 18:

El Evangelio de Mateo muestra claramente la influencia de los antecedentes de su escritor, y su esfuerzo por llegar a un público específico. Mateo era uno de los doce discípulos de Jesús, un judío y un antiguo recaudador de impuestos. Esta profesión requería saber leer y escribir, y es posible que Mateo transcribiera algunas de las palabras de Jesús a medida que las pronunciaba. Este libro está lleno de referencias al Antiguo Testamento, demostrando a Israel que Jesús es el Prometido. Mateo también incluye muchas referencias a las monedas, probablemente debido a su antigua profesión. Mateo registra extensos relatos de las enseñanzas de Jesús, más que los otros tres Evangelios.

Y en específico, Mateo 18 sigue la acción del capítulo anterior con enseñanzas de Jesús sobre varios temas. Entre ellos, la humildad, utilizando el ejemplo de un niño. Jesús también enseña a evitar el pecado y a ofrecer el perdón a los demás. Curiosamente, en el capítulo siguiente también habrá referencias a los niños y a la riqueza, ya que Cristo sigue explicando la voluntad de Dios a sus discípulos.

Referencias cruzadas por término – Mateo 18:4:
Así que, cualquiera que se humille como este niño.

Humillaos delante del Señor, y él os exaltará. Santiago 4:10

Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. Mateo 23:12

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo. 1 Pedro 5:6

Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová. Proverbios 22:4

Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. Romanos 12:16

Ese es el mayor en el reino de los cielos.

Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. Mateo 19:14

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Mateo 4:17

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Juan 3:3

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Mateo 5:10