02 de Junio: Corazones protegidos

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. (Proverbios 4:23)

La mayoría de nosotros le da rienda suelta a su corazón, el manantial de nuestra vida. Muchas veces estamos bajo la ilusión de que no podemos evitar cómo nos sentimos; nuestras emociones se consideran la base de lo que somos. Y a medida que nuestros sentimientos suben y bajan tan frecuentemente como el viento cambia de dirección, también lo hace nuestra vida. Los sentimientos nos dirigen mucho más frecuentemente de lo que nos gustaría pensar. Tomamos decisiones en base a los sentimientos y luego las racionalizamos, en lugar de tomar decisiones en base a la racionalidad y luego dejar que los sentimientos las sigan. Dejamos que nuestras emociones nos definan. Es una forma peligrosa de vivir.

David podría dar testimonio de eso. Su corazón extraordinariamente conforme al corazón de Dios generalmente lo llevó hacia la voluntad del Padre. No obstante, también lo llevó a la tentación y al pecado, con resultados catastróficos. Incluso su corazón, tan frecuentemente sincronizado con el de Dios, era inconstante. Y los corazones inestables producen gente desencaminada.

Cuando volvemos nuestro corazón a Dios, pensamos que él nos gobierna y nos da forma automáticamente. Sin embargo, eso no es lo que dicen las Escrituras inspiradas en Proverbios 4:23. Esa es una orden. Debemos guardar nuestro corazón. Debemos tener cuidado en cuanto a lo que dejamos que entre a él. Nuestro corazón no puede ser una puerta abierta a las influencias no bíblicas e impías. No debemos ser cautivos de nuestro corazón; el corazón debe ser cautivo de la Palabra de Dios. Se nos da la responsabilidad de estar alerta en cuanto a su contenido.

¿Se agita tu corazón con tus sentimientos, como un barco sin ancla sobre las olas? ¿Está sujeto a oleajes profundos y cursos que cambian rápidamente? Si es así, buscar la dirección de Dios puede ser un desafío. Es posible que busques que él le dé forma a tu corazón, mientras que él espera que tú lo guardes.

Él hará su parte, pero solamente tú puedes hacer la tuya. La sabiduría de Proverbios hace que tu vigilancia sea la prioridad más importante: «sobre toda cosa». Esa es la atención que debemos darle a nuestros oleajes emocionales. Es esencial. Mantente alerta.

Oh, estudien sus corazones, cuiden sus corazones, ¡guarden sus corazones!

Oración:

Señor, que cada día me des la sabiduría para avanzar en aprender cómo guardar mi corazón y mantenerlo siempre conforme a Tu voluntad, atado siempre a las enseñanzas de Tu Palabra y confiado enteramente en lo infalible de sus promesas. Amén

Resumen Proverbios 4:

En Proverbios 4, el sabio nos da un consejo muy valioso: «adquiere sabiduría». Según él, la sabiduría es indispensable para una vida feliz, plena y equilibrada.

Nos presenta la sabiduría como la forma correcta de utilizar los conocimientos adquiridos. Por lo tanto, al usarlo, cosechamos el honor.

En el Nuevo Testamento, se nos exhorta a meditar constantemente en las Escrituras porque son capaces de hacernos sabios para la salvación (2 Timoteo 3:15) y, por consiguiente, sabios en Cristo (1 Corintios 4:10).

En la carta de Santiago, considerada el «libro de los Proverbios del Nuevo Testamento», la sabiduría se presenta como procedente de lo alto, y sus características son: pura, pacífica, amable, comprensiva, llena de misericordia y de buenos frutos, imparcial y sincera (Santiago 3:17).

Así que te animo a poner en práctica la tarea de la sabiduría amorosa. Seguramente te llevará a vivir el buen propósito de Dios para tu vida.

Esquema de Proverbios 4:

4.1 – 13: Las instrucciones de un padre

4:14 – 19: Consejos sobre las malas compañías

4:20 – 27: Guarda tu corazón

Más Palabra Edificada / Corazón:

Ezequiel 36:26
Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Salmos 51:10
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Jeremías 17:9
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Jeremías 17:10
Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

Ezequiel 11:19
Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,

Proverbios 4:23
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Mateo 5:8
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Proverbios 21:2
Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones.